Inicio » La historia de las Cataratas del Niagara
30.09.2018

La historia de las Cataratas del Niagara

La historia de las Cataratas del Niagara. Se trata de un lugar emblemático con mucha historia. Por ejemplo, la palabra Niágara significa ”Trueno de agua” y proviene del idioma de la tribu iroquesa que poblaba la zona antes de la colonización.

Desde 1918, hace un siglo, permanece encallada una embarcación a 700 metros de la costa superior. Aún no han podido ni han querido removerla por lo que ha permanecido ahí siendo una atracción turística importante. El Parque Estatal Del Niágara es el más antiguo de todos los Estados Unidos. Datando desde 1885 y como extra de curiosidades, lo diseñó el mismo arquitecto que hizo Central Park en la ciudad de Nueva York.

La historia de las Cataratas del Niagara y curiosidades

Hay personas que han tenido la voluntad de lanzarse por el abismo de las cataratas y han logrado sobrevivir a ello. La primera persona en hacerlo fue Annie Edson Taylor en un barril tamaño humano. Las Cataradas del Niagara fueron creadas por la naturaleza hace 10.000 años en la era glacial. Se formaron como resultado de los glaciares. Actualmente podemos ver en temporadas de invierno cómo el paisaje se ve inmerso en puro hielo y nieve.

La catarata que lleva este nombre, posee 671 metros de ancho. Siendo extremadamente abultada y extravagante. Podemos acotar que hace décadas era mucho más abierta, llegando hasta unos 790 metros de apertura. Más de 30 millones de personas recorren y visitan este maravilloso lugar cada año. Haciendo que la economía de las zonas cercanas se vea exponencialmente beneficiadas. Esto le agrada tanto a Canadá como a Los Estados Unidos.

La historia de las Cataratas del Niagara

La historia de las Cataratas del Niagara

Palabras relacionadas:

No hay comentarios

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de sabias.es
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En sabias.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.