Inicio » Gritamos cuando nos enojamos por este motivo
15.04.2018

Gritamos cuando nos enojamos por este motivo

Gritamos cuando nos enojamos por este motivo. Cuando nos enfadamos se activan una serie de reacciones neurológicas como respuesta a esa situación que percibimos como una posible amenaza o una provocación. También se activan reacciones físicas en nuestro cuerpo.

Ese estado neurológico y fisiológico alterado mediante el enojo, crea las condiciones perfectas para gritar. Al enojarse se acelera el ritmo cardíaco y la tensión arterial, aumenta la producción de testosterona y disminuye la de cortisol, la hormona que se ocupa de regular el estrés.

Gritamos cuando nos enojamos por este motivo según los expertos

La sangre fluye hacia las extremidades, se comienza a transpirar y a sentir rubor. Al final todas estas reacciones del cuerpo están acompañadas por una actitud general de agresividad y una sensación subjetiva de poder y autoconfianza.

El grito es un arma psicológica y verbal, un acto de defensa ante un posible riesgo físico. A través del grito se puede generar un efecto en otra persona sin tener que emplear la fuerza física. Un intento de controlar una situación y dominar a un potencial oponente, de manera similar a los animales cuando pelean para demostrar poder.

Arthur Janov, célebre psicoterapeuta que creó la llamada ‘terapia primal’ para curar traumas psicológicos, dedicó al acto de gritar su libro más famoso ‘The Primal Scream’ (El grito primario). En él considera el grito, aunque asociado más al dolor o el trauma, como una experiencia liberadora, como un modo de enfrentar un trauma pasado.

Aunque también lo considera una forma de comunicación: ”gritar es un lenguaje, un primitivo, pero un lenguaje humano al fin”.

Gritamos cuando nos enojamos por este motivo

Gritamos cuando nos enojamos por este motivo

 

Palabras relacionadas:

No hay comentarios

Deja tu comentario