Inicio » ¿El color naranja o la fruta fue antes?
30.09.2018

¿El color naranja o la fruta fue antes?

¿El color naranja o la fruta fue antes? Según el libro de T A Kenner »Los símbolos y sus significados ocultos» primero fue la fruta que el color, ya que hasta que ésta apareció, al color se le conocía como rojo-amarillo o amarillo-rojo. El primer uso conocido de la palabra naranja referido a una fruta se remonta al siglo XIII, en cambio el primer uso del que se tiene constancia sobre la palabra naranja refiriéndose al color data del siglo XVI, es decir, unos 300 años de diferencia.

Por ejemplo en inglés es ‘orange’  para definir la fruta y para referirnos al color. Lo mismo con el francés cuyo vocablo orange sirve para referirse a ambas cosas. En portugués utilizan laranja y en el caso del valenciano o el catalán nos referimos a la fruta o al color con el término taronja.

¿El color naranja o la fruta fue antes?, la fruta

Si nos fijamos en el latín, madre de casi todas las lenguas que hemos nombrado anteriormente, quizá podamos aportar más pistas al misterio. En latín a la naranja como fruta se la conocía como malum auratum, es decir, manzana dorada y el naranja como color era, así mismo, auratum, o lo que es lo mismo, dorado. Así que para los romanos el color naranja era muy parecido al tono del oro. Aunque en latín no existe un término propio para referirse al color naranja ni a la fruta reina de los zumos, parece ser que, por lo menos para los romanos, primero fue el color y luego fue la fruta.

Otra teoría para dar respuesta a si la palabra naranja nació como referencia al color o a la fruta es la que dice que proviene del Sánscrito naranga que significa naranjo. Al mismo tiempo, esta palabra proviene de la raíz dravídica para aromático. De hecho los naranjos son originarios del subcontinente indio, donde era común el uso de estas lenguas. Del sánscrito pasaría al persa de éste pararía al árabe.

¿El color naranja o la fruta fue antes? 

¿El color naranja o la fruta fue antes?

 

Palabras relacionadas: , ,

No hay comentarios

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de sabias.es
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En sabias.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.