Tu cerebro juzga las caras incluso antes de verlas

Los humanos somos buenos reconocedores de rostros y no solo podemos distinguir una cara en medio de otros patrones visuales, sino que distinguimos la carga emocional de un gesto con poquísimas pistas.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Nueva York acaba de afirmar una cosa todavía más impresionante: nuestro cerebro es capaz de juzgar el nivel de confianza que merece una cara antes incluso de que esa información pase a nivel consciente.

Para confirmarlo los investigadores generaron un espectro de caras simuladas con distintos niveles de agresividad. Los voluntarios eran expuestos a estas imágenes durante 33 milisegundos y a continuación se les ponía durante 167 milisegundos una máscara neutra para que no vieran la primera imagen.

Al mismo tiempo, se analizaba la actividad cerebral y los neurocientíficos vieron que pese a que las personas no eran conscientes de que habían visto una casa, cuando se les exponía un rostro agresivo, un pequeño núcleo del cerebro conocido como la amígdala se activaba como si fuera un botón de emergencias.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *