Inicio » Los trabajos más extraños que han existido en la historia
31.10.2018

Los trabajos más extraños que han existido en la historia

Los trabajos más extraños que han existido en la historia. Si tu trabajo te parece un infierno, lee a continuación los trabajos que van desde lo grotesco hasta lo extravagante.

Ornamenteras. En la antigua Roma, este trabajo no era tan agradable ya que caía en las manos de las ornamenteras, mujeres (usualmente esclavas) que se encargaban de hacer los intricados peinados de sus amas,los cuales consistían básicamente en tinta de calamar, excremento de paloma y orina.

Los trabajos más extraños que han existido en la historia

El caballero del asiento. En una época el Rey de Inglaterra tenía a un confidente que lo ayudaba con sus ”necesidades”. Cuando el monarca iba al lavabo este hombre lo ayudaba. Este puesto siguió existiendo hasta 1901. Lo más increíble es que el trabajo realmente importaba mucho y era una de las personas más cercanas y confiables para el rey.

Despertador. En algunos países como Reino Unido, en su buena época existió la figura nada apreciable del “Knocker-Up” (El Despertador). Una persona que en una forma muy ingeniosa pero definitivamente fastidiosa lanzaba pequeños guijarros contra las ventanas de la gente que quería ser despertada a cierta hora.

El Paje de los latigazos. El Paje era un niño que recibía los castigos que se merecieran los príncipes cuando se portaban mal. Sencillo, su futuro rey se comporta mal, golpee a otro niño para que sepa que no debe hacerlo otra vez.

Espantador de perros. Por un tiempo existió la posición del “Knockknobbler”, un encargado de expulsar a los perros de los templos e iglesias durante la misa.

Los trabajos más extraños que han existido en la historia

Los trabajos más extraños que han existido en la historia

Palabras relacionadas:

No hay comentarios

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de sabias.es
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En sabias.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.